Les imatges, textos i vídeos d'aquest blog són propietat del seu autor.
Si algú en volgués alguna/es mes les pot demanar escribint un comentari i els hi enviaré en format original i amb resolución de millor qualitat.

dimarts, 8 de juliol de 2014

Quan les ciutats esdevenen un refugi per a la natura

Un article força interessant de "La Vanguardia" sobre ajuntaments i altres entitats locals que fomenten la biodiversitat urbana: símptoma de qualitat ambiental i de qualitat de vida.

Mentalitat que encara queda molt lluny de Sant Andreu de la Barca, i aixó que tenim l'Agenda Local 21. Fins i tot s'han negat a tirar endavant un projecte d'Escola de Natura.



Fundaciones, ayuntamientos y oenegés han asumido el reto de consolidar y crear nuevas áreas naturales en la ciudad. Son iniciativas que buscan naturalizar las urbes. Ésta es una tendencia que responde al intento de los planificadores urbanos de repensar la ciudad, pero también es una respuesta de quienes ven factible fomentar la biodiversidad en un ámbito hasta ahora monopolizado por el asfalto y el coche.
Numerosos expertos resaltan que las zonas naturalizadas hacen más confortables los espacios públicos urbanos y pueden albergar actividades recreativas. Las zonas verdes, por ejemplo, controlan las inundaciones y reducen la contaminación (del aire y acústica), entre otros beneficios ecológicos, a la par que ayudan a mejorar la salud física y psíquica de la persona, dice José Fariña, catedrático de Ordenación del Territorio de la Universidad Politécnica de Madrid.

El Prat y World Nature: Un 'reserva natural' en casa

La fundación World Nature promueve una iniciativa para que empresas, instituciones o particulares conviertan sus balcones, terrazas y jardines en "refugios de flora y fauna". "Necesitamos que los ciudadanos se impliquen más en la conservación de la naturaleza", dice Antoni Carulla, su promotor. Con esta propuesta, se invita a los interesados a colaborar instalando cajas nido para ayudar a las cría de las aves, colocar comederos para animales en invierno, crear una balsa o poner plantas para favorecer la polinización. "Se trata de crear algo más que meros refugios ornamentales. Las pequeñas acciones pueden ser muy útiles", dice Carulla. "¿Por qué, en lugar de poner una planta exótica, no plantamos una planta autóctona que, además, puede tener un mantenimiento más fácil y favorecer los insectos polinizadores, mariposas o abejas?", se pregunta Carulla.
Normalmente, se piensa en grandes espacios naturales a la hora de hablar de conservación. Pero el reto es no perder biodiversidad; "y hay que actuar en la ciudad", agrega Carulla. World Nature ya asesora una veintena de refugios en Catalunya, entre ellos un solar de unos 500 m2 de la empresa Akzo Nobel en El Prat de Llobregat, un espacio encajonado entre una autovía y una autopista, que sintetiza el objetivo de esta experienci. Además, en la red están dos jardines de Barcelona (Tamarita y Laberint d’Horta), así como otros en el Institut d’Estudis Catalans, o en Monasterio de Poblet.
“Nuestro objetivo último es crear una primera red de refugios World Nataura de flora y fauna en Catalunya y crear una trama de conexiones necesarias para la conservación de especies. Esta iniciativa entronca con el movimiento de ciudades “biofísicas”, que aglutina diversas ciudades en todo el mundo (San Francisco, Oslo, Singapur…) que persigue similares objetivos. “Debemos hacer ciudades más amables para la biodiversidad”, resume Carulla.

Vitoria, anillo verde: Zonas verdes 'low cost'

"Las ciudades acogen valores de flora y fauna mucho más notables de lo que podríamos imaginar", dice Luis Andrés Orive, coordinador de la estrategia medioambiental del Ayuntamiento de Vitoria.La capital vasca mantiene su ambiciosa aspiración de hacer que la naturaleza entre en la ciudad, como dice su alcalde, Javier Maroto (PP). Una larga serie de actuaciones urbanísticas ha permitido crear un anillo verde exterior y dotar la periferia de espacios naturales (tres enclaves de la Red Natura 2000 y un humedal protegido). La ciudad recuperará el cauce del río Batán como corredor ecológico (estaba sepultado) y el palacio de congresos se recubre con una fachada-jardín vegetal para reforzar esta apuesta. Además, se ha reducido la presencia del coche y aparcamientos en el centro, por lo que el lugar que ocupaban las filas de coches acoge ahora un entorno más natural. Muchos de los problemas del desarrollo urbano vienen motivados por la eclosión los últimos 30 años de un urbanismo disperso (casas pareadas o adosadas) y equipamientos, que han creado "un gran número de espacios vacantes", lo que ha dado lugar a una vegetación desordenada y espontánea.
Orive argumenta que si estas áreas verdes se gestionan con los criteriosaplicables a un parque de tipo inglés(siegas periódicas, uso de insecticidas, gasto de iluminación...) su manejo se hace caro, insostenible. Por eso,Vitoria ha puesto en marcha una gestión "más silvestre, ambiental y sostenible" para naturalizar los espacios vacantes con especies autóctonas, que consuman menos agua, adaptadas al terreno, para favorecer la biodiversidad, de manera que a la vez se reduzca la huella ecológica de la intervención humana.

El ejemplo de Santander: Convivir con aves y reptiles

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) ha puesto en marcha, en colaboración con el Ayuntamiento de Santander, un ambicioso plan ( Jardines para la Biodiversidad ) para "detener la pérdida de especies" y conseguir que "el territorio urbanizado incremente sus tasas de biodiversidad", en palabras de Felipe González, presidente de SEO en Cantabria. El documento aprobado persigue marcar las reglas sobre la gestión de los espacios naturales o la planificación urbana. Incluso concreta el tipo de vegetación que se debe usar y hace recomendaciones para los edificios (para evitar las colisiones de las aves con sus cristales o favorecer que tengan agujeros donde andan los vencejos). El plan propone, por ejemplo, reducir el ritmo de la siega de la vegetación para que haya flores silvestres, lo que permite atraer a los insectos polinizadores (mariposas y otros invertebrados) y aves (algunas de las cuales están en recesión en la ciudad: el carbonero o el gorrión).
A la par, se propone favorecer la presencia de arbustos con frutos, para facilitar la alimentación de las aves migratorias. También se ha iniciado la creación de lagunas y charcas para acoger anfibios y reptiles. El proyecto incorpora la presencia de voluntarios (para hacer el seguimiento de aves, como el autillo) y cursos para instalar cajas nidos o hacer censos de mariposas.

Experiencias de Barcelona: Menos coches y más huertos

Salvador Rueda, director de la Agència d'Ecologia Urbana de Barcelona, sostiene que la tendencia a reducir el número de coches en circulación que promueven algunas ciudades permitirá liberar espacios, lo que dará paso a otros usos, como los que puede ofrecer la naturaleza."La reducción de la motorización va a ir acompañada de un incremento de los espacios verdes", señala."Durante décadas, la ciudad ha concentrado la calle para la motorización, pero la consecuencia son miles de muertes prematuras por contaminación y ruidos insoportables, entre otros efectos", dice. Rueda promueve la creación de supermanzanas, para concentrar el tráfico en las vías periféricas, de forma que en las calles interiores se relegue el uso del coche para permitir esos otros usos (mercadillos, juegos para niños, espacios arbolados y vegetación).

La eliminación de una intersección viaria (cruce) en el Eixample de Barcelona permite ganar 1.900 m2 de espacio público, dice. Reverdecer la ciudad inspira los planteamiento de los gestores municipales en Barcelona, que preparan normas para favorecer las terrazas vegetales. "El nuevo discurso ambiental reivindica una ciudad saludable, donde la gente se organiza, se autogestiona y pide que se reduzca la contaminación", dice Francesc Magrinyà, profesor del Institut de Sostenibilitat de la UPC. No es casualidad que ocho de los doce proyectos que el Ayuntamiento barcelonés ha cedido a las entidades sociales para su autogestión incorporen huertos urbanos. Todas estas iniciativas tienen en común el deseo de proteger la naturaleza y a la vez reforzar los lazos sociales y vecinales. Aunque sea entre bloques de edificios y coches.

http://www.lavanguardia.com/natural/20140708/54410861290/ciudades-refugio-naturaleza.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada